Hola a todos.

Hace más de un año que no publicamos nueva información y nos gustaría aprovechar esta nueva entrada para contaros qué ha sido de AYA durante el 2018. Tras cumplir con nuestros objetivos y financiar la alimentación de 10 niños huérfanos en El Chad, buscamos un nuevo proyecto que encajara con el perfil de nuestra asociación. Sin embargo, tras varios meses de búsqueda y de negociaciones, hemos tenido que esperar hasta este 2019 para volver a la carga.

Durante los primeros meses de 2018, estuvimos negociando con un ONG de Togo para crear una cantina, en la que alimentar a los niños de una pequeña escuela. Un proyecto muy bonito donde poder ayudar a estos pequeños y facilitar su asistencia a la escuela. Al no tener recursos, en muchas ocasiones se ven obligados a trabajar para poder sobrevivir. Además, la idea englobaba reactivar la población local, con el dinero destinado a la comida, y dar trabajo a un par de persona.

Sin embargo, no siempre vienen bien dadas y tras muchos problemas, la ONG de Togo tuvo que posponer este bonito proyecto. Unido a las dificultades que surgieron durante el año, no podremos colaborar con ellos. Por lo que nos vimos obligados a buscar nuevas alternativas. Ha sido una espera larga, pero en las próximas semanas nos gustaría anunciar un nuevo proyecto en Zimbabwe.

Gracias por leernos.