Este 2020 ha sido un año complicado para todos y desde luego África ha sido un continente que se ha visto muy afectado. Por ello, desde AYA hemos decidido utilizar el dinero que ahorramos en 2019, más lo poco que hemos podido recaudar este 2020, para renovar el proyecto de Zimbabwe y realizar una aportación de 2.700 € al programa de alimentos del colegio St. Claret Chiutsi Primary.

Como os comentábamos cuando comenzamos este proyecto en 2019, hay muchos niños africanos que no pueden ir a la escuela por falta de recursos. Afrontan día a día una situación extrema, por lo que deben trabajar si quieren sobrevivir. El objetivo de este proyecto es el de reforzar su educación y darles esa oportunidad. Con el dinero, favorecemos el programa de alimentos del colegio St. Claret Chiutsi Primary. De esta forma, los jóvenes pueden ir a la Escuela y alimentarse, dejando a un lado el trabajo.

Podríamos decir que el colegio en una forma de vida en África, les aporta una educación y además les ayuda con comida para que no tengan que trabajar. Desconocemos cómo funcionan el resto de colegios de Zimbabwe, pero así es cómo el St. Claret Chiutsi Primary. Además, con ese dinero se fomenta la economía de la zona, puesto que las compras se realizan en mercados locales.

Desde AYA estamos felices de seguir colaborando con los Misioneros Claretianos que hacen una labor fundamental. Desde aquí queremos darles la enhorabuena por su trabajo, en especial a Manuel.

Los siguientes pasos que daremos serán la definición de un nuevo proyecto para 2.021 y para comenzar organizaremos un Mercadillo Solidario de Navidad al que estáis todos invitados. ¡Gracias por leernos! ¡Seguimos!