Van pasando los meses y nos llegan nuevas novedades desde El Chad. La situación allí sigue siendo complicada y a la misión llegan nuevos niños huérfanos que necesitan ayuda para sobrevivir. El último en llegar es Mariam que tras perder a sus padre quedó al cuidado de su abuela. Sin embargo, la falta de dinero le ha obligado a recurrir a la Congregación Misionera del Sagrado Corazón de Jesús.

Además, desde la Congregación nos han enviado una foto de la la última compra de leche que han realizado con el dinero que les enviamos. Un alimento que se utiliza para dar de comer a los más pequeños. Una muestra que nos gusta enseñaros para alcanzar el mayor grado posible de transparencia. Poco a poco no vamos acercando hacia nuestro objetivo y desde AYA nos gustaría daros las gracias por vuestra ayuda.

¡Gracias!